Conéctese con nosotros para recibir información sobre los ejemplares que tenemos para ofrecerle.
☎ +54 11 3732 9172 / ☎ +54 11 6991 5721
   
Entregamos su cachorro en todo el país y el mundo.
Bulldog Francés Vaquita

Bulldog Francés Vaquita Atigrado

Con ganas de mudarse con su nueva familia. Bellísima Bulldog Francés Vaquita Atigrado. Juguetona, tranquila, cariñosa, criada en familia con integrantes de todas las edades por lo que se adapta a cualquier tipo de familia. Solos y solas, con niños o de adultos. Lámenos !!

Bulldog Francés Vaquita Atigrado

Este color es pied brindle, o pied atigrado, «pied» no es un color de Bulldog Francés, es un patrón. El animal pied es aquel que tiene un patrón de manchas pigmentadas en un fondo de pelo no pigmentado (blanco).

Para muchos de nostros, nuestros Frenchies son verdaderos miembros de nuestras familias y a menudo preferimos estar con ellos a estar con humanos. No es de extrañar que amemos a nuestros perros tanto como a nuestros seres queridos, y en algunos casos, incluso más.

Algunas conductas y situaciones confirman esto:

Cuando tenés un día difícil, solo tu Frenchie puede hacerte sonreír.
Después de un largo día interactuando con compañeros de trabajo, jefes o clientes, a veces, lo último que querríamos hacer es conocer a otros seres humanos. Y aunque es genial pasar tiempo con familiares y amigos, nada NUNCA parece hacerte más feliz que descubrir la cara dulce y amorosa de tu Frenchie.

A veces no escuchás tu despertador por la mañana, pero estás listo para saltar de tu cama cuando se trata de tu Frenchie.
Cuando los Frenchies duermen, hacen todo como nosotros los humanos: sueñan, roncan, se tiran pedos y también acaparan la cama o la manta durante la noche, pero lo más importante, siempre sentís su presencia y amor alrededor de la habitación.

Rechazás las invitaciones si no podés llevar a tu Frenchie.
Si tu perro no es bienvenido, no vas a ir: ¡ese es tu lema! Estás orgulloso de que tu Frenchie robe toda la atención como siempre, y si eso es un problema para alguien, entonces simplemente no estarás allí. También te parece totalmente ilógico que tengas niños incontrolables corriendo, mientras tu pequeño Frenchie, se ve obligado a quedarse en casa, esperando pacientemente a que vuelvas.

Tenés miedo de moverte cuando tu Frenchie se duerme en tus brazos.
A los frenchies les gustan los abrazos y les encanta estar físicamente cerca de ti y acurrucarse contra ti. Siempre buscarán el lugar perfecto cuando estés en una silla o sofá, y luego se meterán lentamente en tu regazo para una siesta rápida (a menudo interminable) y debido a que tenés miedo de moverte, terminás quedándote dormido también, a veces en posiciones muy extrañas.